Call Center:

+56 9 3426 2154

Síguenos en:

El aseo municipal: ¿qué es y cómo se paga?

Constantemente vemos en las calles a los grandes camiones recolectores de basura y a sus operadores encargándose de mantener el entorno de la ciudad lo más limpio posible para cuidar la estética, higiene y evitar malos olores concentrados en las distintas zonas de cada ciudad, pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo funciona todo esto? ¿Cómo aporta la población al pago de este servicio? ¿De qué forma se cancela, cuándo y cuáles son los montos que te cobran por él? En esta oportunidad te daremos los detalles del servicio de aseo municipal para que conozcas más al respecto.

¿Qué es el el aseo municipal?

Para empezar, lo primero que debes conocer es que el aseo municipal es la cuota que cobran los municipios por los servicios de aseo en la comuna: barrido de calles, retiro de basura y otras labores.  Este derecho se empezó a cobrar en el año 1996 y faculta a las municipalidades para cobrar directamente el derecho de aseo domiciliario, por el servicio de recolección y disposición de residuos domiciliarios de la comuna. 

¿Por qué debo pagar el derecho de aseo municipal?

El Artículo 7º de la Ley de Rentas Municipales especifica que las municipalidades cobrarán un derecho trimestral por el servicio domiciliario de aseo por cada vivienda o unidad habitacional, local, oficina, kiosco y sitio eriazo. De esta forma, el cobro del aseo municipal para las propiedades habitacionales se suma al impuesto territorial para totalizar el pago de contribuciones que los propietarios realizan 4 veces al año. Es decir, se paga junto con las contribuciones a través del servicio de impuestos internos.

blog ñuñoa

¿Quiénes pagan y quiénes quedan exentos de pagar el derecho de aseo municipal?

El derecho de aseo municipal lo deben pagar todos los dueños u ocupantes de inmuebles cuyo monto de avalúo fiscal supere las 225 UTM y que estén exentas del pago de impuesto territorial (contribuciones). Debido a esto, todas las propiedades cuyo avalúo fiscal sea inferior al mencionado anteriormente, quedan automáticamente exentas de realizar este pago. A su vez, existen varias excepciones que mencionamos a continuación: existe la posibilidad de exención de pago de derecho de aseo municipal para todas las personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad social,  que  postulen de forma anual a exención en la dirección de desarrollo comunitario en los meses de mayo a septiembre, que califiquen con sus antecedentes socio-económicos y sean favorecidas con el beneficio de la exención social de un 50% o 100% de rebaja en la tarifa anual.

¿Qué pasa si me atraso con el pago o si me encuentro en situación de morosidad?

Es importante evitar atrasos en tus pagos del derecho de aseo ya que esto generará intereses y multas mensuales que afectarán tu bolsillo mientras más tiempo pase. Para las personas que se encuentran en situación de morosidad con este pago, el municipio otorga diversos convenios con deudas morosas en donde puede pactarse dicha deuda de 1 a 12 cuotas mensuales, siempre dejando un pie de adelantado. Por otra parte, aquellas deudas por derechos de aseo domiciliario que superen los cinco años podrán acogerse a la ley de prescripción, mediante demanda ante el juzgado civil de su jurisdicción, pero se requiere del patrocinio de un abogado.

Para finalizar, otro punto importante a tener en cuenta es que cuando adquieres una propiedad que no paga contribuciones, debes verificar si tiene algún tipo de deuda de derechos de aseo domiciliario, ya que ante un contrato de compraventa, el comprador se hace cargo de la deuda que registre por este concepto y debe responder por ésta ante el municipio. Por esta razón puedes dirigirte al Departamento de Cobranza de tu Municipalidad y revisar este tema para evitar cualquier complicación más adelante.