Call Center:

+56 9 3426 2154

Síguenos en:

Escrituración de una propiedad

Cuando llega el momento de hacer todos los trámites para la compra de tu nueva propiedad, sabemos que ciertos pasos pueden resultar intimidantes para compradores primerizos o personas que no dominen todos los términos y gestiones que involucran la adquisición de una vivienda: reserva, promesa de compra/venta, crédito hipotecario, pago del pie, inscripción en el conservador de bienes raíces y otros pueden parecer difíciles de entender. En esta oportunidad, te hablaremos de uno de los puntos más confusos para muchos compradores, que es la escrituración de una propiedad.

La verdad es que aunque puede parecer un proceso complicado, solo necesitas investigar o asesorarte muy bien para estar en conocimiento de todo lo que hay que hacer para tener un proceso de compra-venta sin mayores problemas ni pormenores. 

 ¿Qué es la escritura de una propiedad?

La escritura de compraventa es un documento de vital importancia a la hora de adquirir un bien raíz, ya que establece jurídicamente las obligaciones y los derechos de la persona que adquiere una vivienda o un terreno. Por medio de ella el notario establece quién es el dueño del inmueble.  Este documento es firmado por el comprador y el vendedor, y en él se da por formalizada la venta de la propiedad. Es decir, es un documento legal que da fe de que tú como comprador eres el único propietario, el cual te garantizará la seguridad de que la propiedad no tiene ningún problema legal de embargos, herencia de terceros o que haya otras personas que puedan reclamarla como propia a futuro.

Para formalizar el tema, existe un “estudio de títulos” que se realiza con el objetivo de ver las distintas posesiones y traspasos que ha tenido la propiedad a lo largo de un número de años, cerciorándose de que no hay ningún cabo suelto que pueda poner en duda quién es el dueño de ésta.

Temas clave en la escrituración de una propiedad

Existen varios puntos que no pueden faltar en la escritura de compraventa de una propiedad. Las personas que firman deben estar Identificadas por su nombre, rut y otros datos personales. También, si es una operación financiada por crédito, comparecerán representantes legales del banco. El inmueble debe estar descrito con todos sus detalles, especificando sus activos asociados (bodegas, estacionamientos, etc.), derechos y otros.

Otro punto que es vital es que debe existir una cláusula que declare la venta del comprador al vendedor del inmueble anteriormente detallado. El precio y la forma de pago también deben estar totalmente detallados, en unidades de fomento (UF) para el caso chileno. A su vez, se debe especificar la parte de ese monto que se paga al contado y la parte que se paga con cargo al crédito hipotecario. Las prohibiciones, los seguros y declaraciones de que el comprador declara conocer y aceptar el estado en que se encuentra la propiedad, también son puntos muy importantes que no deben faltar. Finalmente, deben estar registrados todos los pagos asociados adicionales de la compra-venta.

¿Cuándo se firma este documento?

La firma de la escritura de una propiedad se realiza una vez el proyecto inmobiliario ya está terminado, con la recepción municipal otorgada y cuando el cliente cuenta con su crédito aprobado. Existen costos asociados que vienen con este trámite y deberán ser costeados por el comprador. 

¿Qué compromisos conlleva la escrituración de una propiedad?

Como te comentamos previamente, existen muchos puntos a indicar en este contrato, pero hay puntos esenciales a los que se compromete cada parte. Por el lado del vendedor, el compromiso principal es el cambio de titularidad de dominio de la propiedad, que debe quedar a nombre del comprador del inmueble. Por el otro lado, quedarán registradas todas las hipotecas, gravámenes y prohibiciones que se inscriban en la propiedad a razón del crédito hipotecario que lo financie.

¿Qué viene después de firmar la escritura de una propiedad?

Lo siguiente es gestionar la inscripción de la propiedad en el Conservador de Bienes Raíces (CBRS) respectivo, con el fin de hacer público y efectivo el traspaso. El notario donde se firme la escritura será el encargado de realizar este trámite, por lo que al momento de la firma el comprador debe dejar un cheque a nombre del respectivo Conservador de Bienes Raíces con el fin de pagar el registro y todos los otros gastos asociados al trámite. 

Luego de este paso, y después de verificar que  las condiciones de la propiedad corresponden a las anteriormente estipuladas, es momento de celebrar, ¡porque ya la propiedad es tuya!

Ahora solo queda realizar el traspaso de la propiedad, donde tendrás que realizar una revisión de que todo lo que se te haya ofrecido esté incluido y todo quede funcionando a la perfección. Puedes ver este post para una guía de qué fijarte al momento de la entrega.

blog


Como ves, el proceso de adquisición de una propiedad no es nada a lo que debes temer. Simplemente deberás prepararte con tiempo, conocer todos los puntos y reunir todos los requisitos para estar listo cuando llegue el momento.