Call Center:

+56 9 3426 2154

Síguenos en:

blog casa

Asegurar un departamento o una casa; ¿Que seguros deberías tener?

Si ya pasaste por todo el proceso necesario para adquirir tu vivienda, ahora es momento de asegurarla para evitar incurrir en gastos muy elevados en caso de que tenga lugar algún siniestro. Es importante que a la hora de asegurar un departamento y, por tanto, contratar estos seguros, tengas en cuenta los aspectos básicos como:

  • La valoración correcta del precio de tu inmueble (o tasación).
  • Las coberturas básicas y complementarias que te ofrecen en el seguro.
  • La cobertura de los daños que el asegurado y/o la vivienda puedan ocasionar de forma accidental a terceros.
  • Los aspectos que tiene en cuenta la aseguradora para calcular la prima.
  • Las carencias y exclusiones en la póliza.
  • Hacer las cotizaciones y comparaciones necesarias antes de tomar la decisión final.

En el caso de que hayas comprado con crédito hipotecario, el tener algunos de estos seguros será un requisito. Más adelante en este post te comentaremos cuales son y de qué se tratan.

Es importante entender y leer bien las pólizas, requisitos y coberturas. Cada vez la competencia entre las compañías aseguradoras es mayor, por lo que te sorprenderías de la cantidad de cosas que te pueden ofrecer para engancharte a tomar el suyo. Por ejemplo, algunas compañías están ofreciendo servicios de cerrajero, médico a domicilio, instalación de muebles y mucho más.

Seguro de sismo

Especialmente en Chile, país donde los temblores y terremotos no son extraños, este seguro es vital. Un seguro de sismos cubrirá los daños materiales que sufra tu vivienda como consecuencia de un sismo, hasta el máximo monto asegurable que sea indicado en la póliza. Ten en cuenta que el monto asegurado es el límite máximo de indemnización por lo que cualquier monto extra será de responsabilidad del propietario.

En el caso de los créditos hipotecarios este seguro es un requisito y está incluido dentro del valor total del dividendo. Sin embargo, es importante que entiendas bien la cobertura que te entregará en caso de que tengas que complementar con otro si el monto máximo asegurable es muy bajo o menor al valor real de tu propiedad.

Si tu compra no es realizada con un crédito, deberás obtenerlo de forma particular. Muchas veces es una cobertura adicional y optativa al seguro de incendio del que te hablamos a continuación. 

Seguro contra incendios

Este seguro cubrirá todos los daños al inmueble ocasionados directamente por un incendio. Por ejemplo: los daños causados por el calor, el humo, el vapor, o los medios empleados para extinguir o contener el fuego, remoción de escombros y traslado de muebles, inhabitabilidad de la vivienda, daños por explosión y daños por efecto de rayos. Este seguro puede ser contratado de manera individual o colectiva y está incluido también en el dividendo de los créditos hipotecarios. En este caso, y al igual que en los seguros contra sismos, es necesario que estudies y analices bien la póliza y su cobertura.

En general este seguro contra incendios se complementa con otros de la misma o similar naturaleza, incluyéndose en el mismo precio. Por ejemplo muchas pólizas incluyen seguro de incendio, seguros de sismos, salida de mar (tsunami), riesgos naturales (erupción volcánica, inundación, huracán, ciclón, avalanchas, aluvión, etc), daños materiales causados por rotura de cañerías o por desbordamiento de estanques matrices, entre otros; ¡todo en uno!

Cotiza y busca el más indicado para ti, el lugar en que se encuentra tu vivienda y fíjate bien en que pueda cubrir todo lo que pueda pasar a ella. Si estás comprando una casa en la playa el riesgo de tsunami debería estar cubierto, pero para una ciudad sin costa no es necesario que tengas algo así dentro de tus coberturas.

Seguro contra robo

Si vas a vivir en tu nuevo departamento, entonces deberías contratar este seguro. Sin embargo, si has comprado como inversión inmobiliaria y arrendarás, entonces puedes optar por incluirlo o no en el contrato de arriendo. Lo más importante es que tu contrato de arriendo sea específico en este punto y detalle si estará o no incluido dentro del precio. Lo más común es que sea adquirido de forma particular por los arrendatarios.

Un seguro contra robos se encarga de otorgar una indemnización por consecuencia de la desaparición, destrucción o deterioro de los objetos asegurados a causa de un robo o intento de robo. También puede incluir cobertura de los daños que resulten por destrucción o deterioro del objeto asegurado o del lugar en donde se encuentre.

La indemnización comprende el valor del objeto asegurado cuando este sea sustraído y no sea hallado en el plazo señalado en el contrato. Si el objeto asegurado es recuperado antes del transcurso del plazo, el asegurado deberá recibirlo, a no ser que en la póliza se indique la facultad de su entrega al asegurador cobrando la indemnización correspondiente.

Es importante que actualices constantemente los bienes que están dentro de tu casa, sobre todo si cuentas con equipo tecnológico de alto costo como televisiones, computadores, celulares, etc. Puedes asegurar todo lo que desees, pero especifica muy bien qué cosas serán.

A pesar de que estos seguros tienden a funcionar bien, no te confíes y protege tu hogar en todo momento. Por ejemplo puedes instalar cámaras de vigilancia, alarmas, sensores de movimiento, etc. La idea es que puedas prevenir un robo también y con eso el mal rato de que hayan robado tus pertenencias. Los hogares inteligentes ayudan enormemente en esta tarea.

Los seguros “Total Hogar”

Son seguros que ofrecen cobertura de todos los casos mencionados anteriormente en uno solo, logrando asegurar tu propiedad contra desastres naturales, robos y más. También incluyen Asistencia Hogar con servicios como cerrajería, plomería, cristalería, electricidad.

Actualmente, algunos han agregado a la póliza servicios como instalación de lámparas y perforaciones en muros, instalación de cortinas, compra nocturna de medicamentos, traslado médico en caso de accidente y profesor particular de educación básica en caso que tus hijos tengan licencia médica por accidente. A su vez, existe la posibilidad de reembolso de gastos médicos por accidentes que afecten al grupo familiar en el hogar.

Seguro de desgravamen 

Es obligatorio para los créditos hipotecarios pues es la forma que utilizan los bancos y mutuarias para protegerse en caso que la persona que tomó un crédito fallezca o quede completamente inhabilitada antes de pagarlo completamente, y así asegurar que recibirán el dinero. Dado que los créditos hipotecarios tienen plazos de 5 a 30, o incluso 40 años de pago, siempre existe la probabilidad de morir en el periodo.

Aunque la ley indica que es voluntario, las entidades bancarias lo colocan como un requisito, por eso se lo considera obligatorio. Es importante que revises muy bien los términos de este seguro, verificar en qué casos el seguro podría no pagar, los requisitos para cobrar el seguro, el período de cobertura y la vigencia. Por ejemplo, hay motivos por los cuales podría no hacerse efectivo, como el suicidio, muerte por deportes riesgosos, pena de muerte o por participación del asegurado en actos delictivos, entre otros.

La importancia de conocer esta información tiene relación con que este seguro cubre a tus familiares en caso que algo te suceda. Recuerda que tras la muerte de una persona sus deudas son transferidas a sus familiares directos. 

 


Escoger de forma inteligente el mejor seguro para tu hogar es una decisión que marcará la diferencia ante cualquier eventualidad grave que pueda ocurrir en tu vivienda. Recuerda que aunque los beneficios de un seguro no los verás de formas automática, siempre será mejor tenerlos si llega el momento de que sean necesarios. 

 

Abrir chat
1
Hola! Te respondemos todas tus consultas por Whatsapp!