Call Center:

+56 9 3426 2154

Síguenos en:

Pagar una propiedad, ¿en qué momento se desembolsa el dinero?

Si ya tomaste la decisión de hacer tu inversión en una propiedad, ya escogiste la vivienda perfecta y recopilaste todos los documentos necesarios para el trámite, el siguiente paso es empezar a realizar los distintos pagos que se van haciendo a lo largo de la compra. El proceso de pagar una propiedad será distinto según el tipo de compra que vayas a hacer de acuerdo a tus capacidades económicas, y en esta nota te hablamos de las diferencias entre ellos y cómo será el proceso con cada modalidad de pago que escojas, y cada etapa de la compra de tu próxima propiedad

Pagar una propiedad: Reserva o pie inicial

En general, independientemente del tipo de modalidad que escojas para pagar tu propiedad, deberás hacer un pago de una reserva de la propiedad o un pie. Este pago es muy importante ya que servirá como depósito y compromiso para asegurarte de que la propiedad que te interese salga del mercado y no se siga mostrando a otros potenciales compradores, al mismo tiempo que entrega a la inmobiliaria o vendedor la seguridad de que comprarás la propiedad pues de lo contrario perderías tu depósito.

Las reservas suelen ser montos de dinero no tan altos, pero que mostrarán tu compromiso e interés en iniciar los trámites de compra del sitio. Otra opción de pago también puede ser la entrega de un cheque en garantía, el que al momento de pagar el pie se devuelve al comprador.

El pie es un monto mucho más alto que se suele pagar cuando tu modalidad de pago es por medio de un crédito hipotecario. Para esto, las personas en general pasan un tiempo ahorrando el dinero para poder pagar este pie al contado, y así continuar en los próximos meses con los pagos de las cuotas de la hipoteca. Puedes averiguar más sobre el pie y las modalidades de pago de éste en este post.

Pagando con crédito hipotecario.

En el periodo en que ya se hace la promesa de compra/venta de la propiedad, se hace la definición de la opción de pago que se tomará para financiar la propiedad. Las opciones principales suelen ser dinero propio o un crédito hipotecario.

Cuando optas por la opción de pagar tu nueva propiedad con un crédito hipotecario, lo principal es que tengas mucha claridad en el monto que te prestará el banco, ya que el diferencial será el pie que deberás pagar inicialmente. Es por esto que la parte vendedora siempre pedirá un documento oficial de alguna entidad financiera donde se acredite el monto de préstamo al que califiques, papel también conocido como “pre-aprobación de crédito hipotecario”.

Al momento de la escritura de compraventa ya debes tener pagado este pie, o al menos tener documentada la forma de pago del mismo. Es decir, puedes haber pagado éste antes de la escrituración o dejar en ese momento un vale vista con el notario que la inmobiliaria pueda cobrar, por ejemplo, luego de la entrega del inmueble. En este punto el banco se encargará de pagar el resto de tu departamento una vez este se encuentre inscrito a tu nombre en el conservador de bienes raíces.

El pie de una propiedad en general se paga con un monto que ha sido ahorrado previo a la elección de la propiedad y el inicio de los trámites para la compra de la misma. También existen inmobiliarias que ofrecen otras modalidades de pago del pie, por ejemplo hacerlo en cuotas, antes de empezar a pagar mensualmente las cuotas del crédito hipotecario (o durante si el periodo se traslapa).

Pagando al contado.

Por otro lado, aunque no es tan común, existe también la opción de que la persona posea ahorros del 100% y la pague al contado. Puede que haya pasado muchos años ahorrando o haya recibido altas sumas de dinero que desea invertir. Sea cual sea la razón, si pagarás al contado, puedes acordar distintas modalidades de pago. Por ejemplo, puedes acordar el pago de un porcentaje previo a la escrituración, que sería como una especie de pie. Otra opción puede ser realizar el pago del total del inmueble una vez se inscriba en el conservador de bienes raíces (deberás dejar un vale vista con el total a pagar en el notario para seguridad tuya y de la inmobiliaria). Finalmente, siempre está la opción de ver distintas alternativas con la inmobiliaria para llegar al mejor acuerdo para ambos.

blog


Es importante conocer bien y asesorarte sobre cómo funciona el proceso de pagos de tu propiedad para que te asegures de tener toda la información y montos disponibles a tiempo y así poder realizar tu inversión de la mejor forma.