Call Center:

+56 9 3426 2154

Síguenos en:

Beneficios en Chile por la crisis sanitaria asociados al rubro inmobiliario

La situación del Covid-19 y la crisis sanitaria ha generado una gran revolución en la economía mundial. Las empresas se han tenido que reinventar para encontrar la mejor manera de seguir funcionando y generando ingresos sin tener que verse obligados a cerrar sus puertas. De igual forma, las personas han tenido que adaptar sus vidas a todos los cambios que ha traído consigo la situación de la crisis sanitaria y las medidas de prevención que se han tenido que aplicar. Aunque no ha sido fácil para nadie, no todo ha sido malo. Existen muchos cambios que han llegado para el beneficio de las personas, y con ellos, varias medidas económicas que han generado las entidades y los Gobiernos para ayudar a la sociedad a mantenerse en pie y no tener que abandonar sus proyectos e inversiones.

Retraso en el pago de contribuciones sin intereses por la crisis sanitaria.

Uno de los beneficios que surgieron de la crisis sanitaria para los propietarios de bienes raíces está relacionado con el pago de contribuciones. Este indica que los propietarios de inmuebles cuyo avalúo fiscal no exceda de $133.000.000 a marzo 2020 pueden postergar la cuota que vence el 30 de abril. Es decir, si no se paga la primera cuota de contribuciones del año 2020 con vencimiento 30 de abril, automáticamente esta cuota se acoge al beneficio. Esto significa que por el momento, no estará disponible la generación del aviso de recibo ni la opción de pago por Internet.

El SII se encargará de realizar el cálculo y de distribuir esta cuota postergada en partes iguales para que sea cancelada en los meses de  junio, septiembre y noviembre del año 2020, lo que puede significar una ayuda económica para aquellos que están viviendo una situación difícil en estos meses de crisis, lo que les permitirá prepararse de mejor forma para los pagos futuros.

blog contribuciones

Flexibilidad en pago de créditos hipotecarios

Por otra parte, en el tema de los créditos hipotecarios, que son todos aquellos préstamos que solicita un inversionista o comprador de bienes raíces al banco para poder costear su nueva propiedad, también existirá cierta flexibilidad en el pago de las cuotas mensuales que se deben hacer a las entidades bancarias.

Esta ayuda económica debido a la crisis sanitaria fue anunciada en el mes de marzo, y en este punto se informó que  todas las personas naturales pudieron postergar el pago de sus cuotas de los meses abril, mayo y junio hasta el final de su crédito, en las mismas condiciones de tasa de interés vigentes al momento de la firma de su crédito hipotecario, con el requisito de estar al día al mes de marzo. Este beneficio se renovó para el periodo de Julio a Septiembre del año y, en caso de que la crisis no aminore, seguramente continuará renovándose.

Beneficios entregados por inmobiliarias y vendedores privados.

Otro beneficio que no está relacionado necesariamente con temas monetarios pero sí con bienes raíces, es que la adquisición de propiedades podría ser un proceso más cómodo o contará con varias facilidades para que puedas agilizar algunos trámites. Ya que muchas inmobiliarias se han visto obligadas a digitalizar muchos de sus servicios, es posible que encuentres varias facilidades para adelantar muchas firmas de documentos o cosas por el estilo.

Aunque está claro que el 100% de la compra de una propiedad no es ideal hacerla online, ya que existen muchas situaciones en donde es vital tu traslado de un lugar a otro (por ejemplo, firma de documentos oficiales o temas bancarios, visita al espacio real en donde estará ubicado el departamento o revisión del mismo en caso de que ya esté construido y listo para entregar), sí es una gran ayuda para ir adelantando algunos pasos de este trámite.

Además, es esperable que existan muy buenos descuentos en unidades con entrega inmediata y propiedades usadas.

Subsidio de arriendo por la crisis sanitaria

Finalmente, el Gobierno chileno presentó recientemente un programa especial de Subsidio de Arriendo que indica que beneficiará a más de 100 mil familias del país. Con este subsidio, aquellos grupos familiares de clase baja o media que hayan recibido una rebaja en sus sueldo de más del 30% o que hayan perdido sus empleos, podrán postular para este beneficio en donde se les podrá otorgar hasta un máximo por persona de 250 mil pesos para cubrir costos de arriendo. El requisito es que el valor total del arriendo no supere los $400.000 pesos, pues está dirigido a la clase media del país.