Call Center:

+56 9 3426 2154

Síguenos en:

blog

¿Cómo ahorrar electricidad en tu hogar? Consejos y recomendaciones

Los servicios básicos del hogar son un gasto extra que debemos tener en cuenta mes a mes, y la idea es que no se salgan de nuestro presupuesto. A veces parece que es imposible controlar un gasto tan fuerte como el de la electricidad, pero hoy te traemos un par de consejos con los que te darás cuenta que sí es posible ahorrar en ella, tanto para cuidar el planeta como para que tus cuentas de luz no se eleven tanto.

 1. Casas inteligentes

Ya te habíamos hablado de las casas inteligentes y de la utilidad de instalar diversos dispositivos en tu hogar para hacerla más segura y eficiente. Si nos enfocamos en ahorrar electricidad, los controladores automáticos de encendido y apagado de luces son un gran apoyo para el ahorro energético, ya que podrás programar las luces, termostatos, etc, para que solo funcionen cuando sea necesario, y no dependan de que recuerdes apagarlos cada día.

2. Revisión de enchufes para ahorrar electricidad

Contar con un buen electricista puede ser de gran ayuda, en especial cuando vas a salir de casa por periodos prolongados. Hacer revisiones eléctricas a tu hogar te ayudará a evitar gastos innecesarios en enchufes que estén en mal funcionamiento, pudiendo así hacer los arreglos necesarios para que tu casa esté segura de cortocircuitos o fallas eléctricas que también puedan dañar tus pertenencias o generar aumentos en tu boleta de luz.

3. Artefactos eléctricos categoría A+

¿Has notado que los artefactos electrodomésticos vienen con un adhesivo con barras de colores numeradas con letras de la A a la G? Estas barritas tienen un significado muy importante a tener en cuenta para el ahorro de energía en tu casa. De la letra A a la C, son artefactos de bajo consumo de energía; la D y la E indican un consumo medio de energía, y si el artefacto está identificado con las letras F o G, quiere decir que tienen un alto consumo de energía. 

Por esta razón, en electrodomésticos básicos como el microondas, el refrigerador y otros que sean de uso diario, es muy importante fijarse en la categoría pues estarán siempre encendidos o funcionarán constantemente. Lo normal es que haya que invertir un poco más de dinero en aparatos A+, pero te permitirá ahorrar electricidad para el futuro y además estarás ayudando al planeta; pues puedes llegar a ahorrar entre un 50% y un 75% de consumo eléctrico.

4. Reemplaza las bombillas tradicionales 

¿Sabías que las lámparas halógenas utilizan 10 veces más electricidad que las bombillas de bajo consumo o las led? Muchas veces las compramos porque son mucho más baratas, pero ten en cuenta que al invertir un poco más en nuestras bombillas, también recibimos mayor vida útil ya que las de bajo consumo te entregarán entre 8.000 y 10.000 horas de luz. Es decir, gastas menos en electricidad y duran más… ¿que mejor?

5. Cortinas y alfombras: ahorro en calefacción

Tanto el frío como el calor se transmiten a través de las ventanas y suelos, por lo que tenerlos protegidos en los meses fríos puede ayudar a generar cambios en tu hogar que se verán reflejados en tu boleta de luz de fin de mes pues podráas ahorrar electricidad. Por ejemplo, durante el invierno, las cortinas gruesas ayudarán a mantener el calor adentro; igual que las alfombras al impedir que el calor se vaya a través del piso.

6. Evita el ataque de los “vampiros eléctricos”

En muchas casas, los televisores son uno de los artefactos que más tiempo pasa encendido y a veces ni lo notamos ya que lo dejamos simplemente de fondo mientras hacemos otras actividades. Incluso hay personas que lo dejan encendido mientras duermen. 

Pero, lo que seguro no sabías era que aunque cambies el hábito de mantenerlo encendido, el televisor puede gastar hasta un 12% más solo por estar enchufado, aunque esté apagado. Una buena práctica para no tener que enchufarlo y desenchufarlo todos los días es conectarlo a una zapatilla junto con consolas de videojuego, cargadores y/o aparatos similares. De esta forma al salir solo le tendrás que dar al botón de apagar y cuando vuelvas, lo puedes encender todo de una vez.

Si sabes que saldrás de vacaciones, desenchufa todo lo que no sea necesario mantener conectado a la corriente (como el refrigerador, a no ser que vacies completamente su contenido).

7. Duchas, otra forma de ahorrar electricidad

Este es uno de los puntos más sencillos de cambiar pero que cuando tenemos una familia grande, no resulta tan fácil educar a todos en este tema. Al reducir el tiempo en la ducha,  ahorras agua y energía. El tiempo máximo recomendado por expertos en la ducha son 7 minutos; mientras menos mejor.


Existen muchas cosas que puedes empezar a hacer para cambiar los hábitos en casa mientras ahorras para hacer inversiones un poco más significativas en tus electrodomésticos. Recuerda, no solo estarás ayudando a tu bolsillo si no también al planeta.