Call Center:

+56 9 3426 2154

Síguenos en:

blog

 Ahorrar para la jubilación: Inversión en bienes raíces

En los últimos años el mundo financiero ha cambiado mucho y opciones que antes parecían viables ya no lo son tanto. Por esto, las personas están buscando alternativas para prepararse con antelación a su futuro y así poder brindar a su familia la mejor calidad de vida. Con la situación actual en Chile y las duras protestas contra las AFP, la jubilación como antes la conocíamos puede no ser suficiente, por lo que hoy te presentamos una opción que de repente no habías considerado de ahorrar para la jubilación, que es la inversión en bienes raíces.

Preocupándote por tu futuro: Ahorrar para la jubilación

La mayoría de las personas, después de salir de la universidad, entrar al mundo laboral y empezar una vida más independiente, empiezan a preocuparse por su futuro a largo plazo y a pensar en como ahorrar para la jubilación. En este momento es cuando empezamos a ahorrar en pequeñas inversiones a plazo o cuentas de ahorro, que no necesariamente ofrecen las mejores opciones para hacer crecer nuestro capital y prepararnos una buena base económica para la vejez. 

En este post encuentra las distintas formas de invertir, sus ventajas y desventajas.

Comprar una propiedad como forma de ahorro a futuro

Una de las opciones más llamativas y con grandes proyecciones de rentabilidad es la compra de departamentos a través de créditos hipotecarios. Sobre este punto, es importante saber que en Chile los valores de las propiedades raramente disminuyen, por lo que es una inversión que mantiene su valor y genera mayores beneficios que mantener tus ahorros en una cuenta bancaria. Incluso en tiempos de crisis, aunque la moneda de un país se vea afectada, las propiedades en general congelan su precio. 

Algo importante a tener en cuenta es que para adquirir una propiedad solo necesitas pagar el pie, ya que la idea simple detrás de estas inversiones es que los dividendos se irán pagando mensualmente con el valor del arriendo. Esta modalidad de inversión no aplica para el caso que desees vivir en la propiedad, pues si ese fuera el caso el valor del dividendo tendría que salir de tu propio bolsillo.

En este post te contamos como encontrar un buen arrendatario, un factor clave para mantener el valor de tu inversión.

Factores específicos de esta forma de ahorro.

El valor del pie dependerá del crédito que tomes, y puede ser tan bajo como solo el 10% del valor de la propiedad o subir a montos más altos de acuerdo a la evaluación que los bancos hagan de tu situación financiera. Además, debes considerar que existen otros gastos asociados a la compra de propiedades que deberás tener en cuenta como desembolso inicial en la compra de tu nuevo departamento.

Dependiendo el plazo del crédito, en 20 o 30 años la propiedad ya estará completamente pagada y  al ser un ahorro en miras de tu jubilación, tendrás una gran inversión que podrás manejar como desees cuando llegue el momento, ya que existen muchas formas de sacarle provecho: podrás venderlo en un precio mayor y quedarte con las ganancias, o podrás continuar arrendando y tener un ingreso mensual extra, de esta forma haces realidad esta opción de ahorrar para la jubilación.

A diferencia de invertir en la bolsa, los bienes raíces representan una opción mucho más segura para multiplicar tu capital ya que los precios estándar de los departamentos para inversión se suelen mantener a través de los años, y así son una forma de ahorrar para la jubilación estable y segura en el tiempo.

Concluyendo…

Como ves, esta opción de ahorro tiene muchos beneficios que te permitirán estar mejor preparado para el momento de tu jubilación y así poder disfrutar de una mejor calidad de vida tanto para ti como para tu familia. Es importante asesorarte sobre los valores de arriendos, verificar la calidad del inmueble y de sus alrededores y asegurarte de que tu inversión realmente sea provechosa. Teniendo todo esto en cuenta, invertir en bienes raíces puede ser sin duda una alternativa de ahorro que mejorará tu vida a futuro.