Call Center:

+56 9 3426 2154

Síguenos en:

Invertir en propiedades durante una crisis – Beneficios Tributarios

En este post te contamos más sobre los beneficios tributarios de invertir en propiedades. El área de los bienes raíces siempre ha sido una de las mejores opciones para invertir tu dinero y generar los mejores frutos en años futuros, y a pesar de la crisis, las propiedades en este mercado siguen siendo un activo muy fuerte. 

El 2020 ha sido un año lleno de grandes desafíos debido a la crisis mundial generada por el coronavirus. La economía y la sociedad se han visto afectadas enormemente y todos están buscando la mejor forma de asegurar su futuro resguardándose con inversiones de bajo riesgo. 

Los bienes raíces como forma de resguardarse en crisis

Los bienes raíces son un negocio real y rentable. A diferencia de las acciones donde los negocios brindan poca seguridad y se basan en proyecciones de rentabilidad y en hechos subjetivos, las propiedades inmobiliarias son factores tangibles, y la oferta y demanda de los mismos siempre está activa, incluso en momentos de crisis. 

Por esta razón, la inversión en una propiedad brinda un alto nivel de seguridad, ya que el precio promedio de las propiedades, según la experiencia histórica de grandes y pequeñas ciudades del mundo, nunca cae en el largo plazo. En este punto nos referimos principalmente a la plusvalía de una propiedad; es decir que, con el paso del tiempo, la mayoría de los bienes raíces aumentan su valor patrimonial, por lo que en el futuro, cuando se busque venderlo, generará ganancias significativas.

Si antes de invertir en una propiedad realizas un buen proceso de selección de la misma, asegurándote que todos los aspectos estén en orden y que realmente sea una propiedad que satisfaga tus necesidades, tu inversión generará flujos o rentas constantes, lo que será un ingreso que te permitirá costear mensualmente cualquier crédito o hipoteca que tengas con alguna entidad bancaria, y además, en muchas oportunidades te generará un capital extra que podrás destinar a tus necesidades del momento.

Algunas ventajas del mercado inmobiliario en una crisis

El mercado de bienes raíces no tiene grandes fluctuaciones en el tiempo debido ya que no está manejado por motivaciones subjetivas de los inversionistas, si no que en realidad, las personas que invierten en esta industria suelen ser familias o personas que quieren solucionar sus necesidades habitacionales, y quienes suelen ser los consumidores finales de esta inversión. Por esta razón, el mercado inmobiliario no está dominado por personas que se dediquen exclusivamente a inversiones inmobiliarias “profesionales”. 

Además, no es necesario vender las propiedades para contar un mayor capital, ya que se pueden realizar re-tasaciones de los activos pudiendo así solicitar re-financiamientos o nuevos créditos. También, existen muchas alternativas que puedes tomar para incrementar el precio de la vivienda, ya que se pueden realizar mejoras o remodelaciones, o cualquier tipo de modificación que le de un valor agregado, aumentando el interés comercial o el precio final del mismo.

Otra ventaja de invertir en una propiedad es que funciona enormemente como colateral al momento de solicitar algún tipo de financiamiento a una entidad bancaria. Actualmente, muchas compañías de seguros o bancos pueden financiar hasta el 80% del valor de la propiedad, teniendo como garantía la hipoteca de la casa. Incluso si tienes una propiedad completamente pagada puedes usarla como hipoteca para obtener un crédito a una tasa mucho mejor que uno de consumo.

blog plusvalia

Los beneficios tributarios

Existen numerosos beneficios tributarios que te pueden traer inversiones en bienes raíces. El Decreto con Fuerza de Ley 2 (DFL2), establece que se consideran “viviendas económicas”, aquellas que poseen una superficie edificada y útil de 140 metros cuadrados o menos por unidad.  Es decir, tu propiedad entra en esta categoría si la suma de todos sus recintos interiores, incluido el subterráneo y un porcentaje de las terrazas resulta inferior a 140 metros cuadrados. Estas propiedades están exentas del 50% del Impuesto Territorial. 

También los herederos de personas que hayan adquirido una propiedad DFL 2 quedan exentos del pago del impuesto a la herencia, asignaciones y donaciones. Además, los contribuyentes que obtienen ingresos de los arriendos de bienes raíces no agrícolas deben tributar, pero el beneficio DFL 2 exime de esta obligación las rentas obtenidas por las propiedades de menos de 140 metros cuadrados. Los propietarios pueden arrendarlas con la plena tranquilidad de que no van a ser afectadas con este tributo.


Como ves, la inversión en bienes raíces es sin duda un factor a considerar en tus planes para resguardar tu futuro y el de tu familia, en especial si no quieres correr altos riesgos obtener los mejores beneficios a largo plazo.