Call Center:

+56 9 3426 2154

Síguenos en:

blog

Pagar la futura universidad de tus hijos e inversión inmobiliaria

Ya sabes lo que dicen: una de las mejores opciones para invertir en tu futuro y en el de tu familia es el mundo de los bienes raíces. Adquirir una propiedad tiene infinitos beneficios de los que te hemos hablado en muchas oportunidades en nuestro blog, y esta vez te comentaremos sobre un caso en particular en el que también puede ser una excelente opción: hablamos de invertir en el ámbito inmobiliario con el solo objetivo de pagar en un futuro la educación superior o universidad de tus hijos. Revisa los beneficios y conoce por qué es una opción que debes tomar lo más pronto posible.

¿Por qué escoger esta opción de inversión para el futuro de mi familia?

Una de las ventajas de invertir en un inmueble, es que no necesitas ser un experto en el área inmobiliaria para tener éxito. Basta con investigar un poco sobre la propiedad que quieras escoger, verificar que cumpla todas las características que buscas y asegurarte de que los alrededores le otorguen un aumento de plusvalía con el paso de los años. También, cuando inviertes en desarrollos inmobiliarios (propiedades en verde o blanco), recibirás precios mucho más bajos, y aunque no tendrás de inmediato la propiedad, podrás sacarle mejor provecho a largo plazo, aprovechando este ahorro para un futuro en donde podrás invertirlo en la universidad de tus hijos.

Finalmente, una de las razones decisivas es que los inmuebles no están sujetos a los altibajos diarios del mercado de valores porque son inversiones a largo plazo. Un mercado de bienes raíces en declive representa una buena oportunidad para comprar, así que puedes estar en una posición de ventaja cuando todos los demás a tu alrededor estén bajo el estrés económico o sufriendo pérdidas de  dinero.

Si administras correctamente tu propiedad, podrás sacarle una cantidad de beneficios increíble. Eso sí, es una decisión que debes tomar pronto si ya tienes hijos, ya que la idea es que cuando necesites invertir en el futuro de ellos, es decir, en su educación superior, ya el crédito hipotecario haya quedado en el pasado y puedas dedicarte a sacar provecho a tu propiedad.

blog

Simples matemáticas comparando con la universidad

Si lo pensamos, un hijo irá a una universidad cuando cumpla 18 años. Es decir, que apenas nacen tienes la seguridad de que este gasto inevitable si quieres ofrecer el mejor futuro posible a tus pequeños ocurrirá.

Un crédito hipotecario suele otorgarse por períodos de 20 a 25 años, luego de los cuales la propiedad pasa a ser completamente tuya. Durante este periodo el valor del arriendo de la propiedad va pagando los dividendos del crédito, por lo que no implica una carga financiera extra para la familia. Si planificas bien tu economía, incluso puedes hacer prepagos para bajar el número de años a 15 o 18… el tiempo justo para que el valor de tus arriendos pase directamente al pago de la mensualidad de la universidad de tus hijos.

El ideal es que por cada hijo tengas al menos una propiedad. Suena bien… ¿cierto?.

Aumento de plusvalía = Mayor rentabilidad

Algo que debes tener en cuenta es que los inmuebles son como los buenos vinos, y con el paso del tiempo solo mejorarán. Es muy difícil que un activo como una propiedad inmobiliaria pierda valor, ya que con el paso del tiempo aumenta su plusvalía, y genera mayor rentabilidad. Claro que es una inversión a largo plazo, pero cuando llegue el momento de que tus hijos pequeños vayan a la universidad, ya habrás pasado por todo el proceso de pago de cuotas y podrás darle a tu propiedad el uso que desees para sacarle provecho y ayudarte a pagar los altos costos de la educación superior. 

En este post te contamos más sobre plusvalía en el negocio inmobiliario.

blog llaves

Vender, arrendar, habitar o simplemente estar libre de deudas

Estas son varias de las opciones que tendrás una vez que hayas finalizado de pagar el crédito hipotecario de tu propiedad. 

Si la plusvalía del edificio subió considerablemente y quieres recibir un alto monto de una vez para no tener que preocuparte por los pagos mensuales de la universidad de tus hijos, vender la propiedad puede ser la opción ideal. En caso de que refieras asegurar la recepción de un monto mensual de forma más organizada para ir pagando mes a mes los estudios, colocar la propiedad en arriendo es la mejor opción; si además aprovechas del aumento de la plusvalía, puedes cobrar un arriendo mayor al inicial que te puede generar un dinero extra para usarlo en el proyecto que desees. 

Otra opción también es habitar la propiedad junto a tu familia, ya que será completamente tuya, le podrás hacer las modificaciones que desees y no se verán en la necesidad de pagar arriendos mensuales. 

Finalmente, el simple hecho de que ya estén libres de deudas de créditos hipotecarios para el momento en que tus hijos deban irse a la universidad será un gran alivio para la familia, podrán organizarse mucho mejor económicamente, tener una fuente de ingreso dependiendo de lo que decidan hacer con el apartamento y podrán realizar los pagos para los estudios superiores de la mejor forma. Además que, pensando a largo plazo, una propiedad se considera una garantía financiera que puedes utilizar cuando desees jubilar, sin tener que preocuparte por el dinero para la universidad.

Si te gustaría invertir en un departamento con nosotros, haz click aquí.

Abrir chat
1
Hola! Te respondemos todas tus consultas por Whatsapp!